Endometriosis y Fertilidad

Hay muchas teorías de cómo afecta esta enfermedad a la fertilidad o de qué forma retrasa la concepción en una mujer por lo demás sana; parece que hay varios mecanismos implicados.  Por una parte, los implantes o quistes que afectan a los ovarios, reducen la cantidad y la calidad de los óvulos de la mujer, se va perdiendo tejido sano del ovario y se va sustituyendo por este tejido endometriósico. Una grave consecuencia en la disminución de la reserva ovárica.

También parece que estas mujeres pueden tener sus trompas permeables pero con mala funcionalidad, fenómeno que impide la unión del óvulo y el espermatozoide y su correcto transporte a la cavidad uterina.

La endometriosis, es una enfermedad crónica, es decir, será más o menos evidente, tendrá diferentes etapas, pero siempre está ahí y puede progresar, es importante que se haga un diagnóstico temprano y se trate de manera adecuada.

En el  tratamiento, hay que diferenciar si la mujer quiere o no tener hijos en el momento del diagnóstico. Si no se desea concebir, el tratamiento para detener la enfermedad es médico, mediante anticonceptivos, anti inflamatorios, etc.

En general, al ser una enfermedad crónica y con capacidad de progresar, es importante que la mujer lo sepa y no demore demasiado la maternidad. Se debe por ello tener en cuenta sobre todo la edad y el contexto clínico.

Al poder estar afectada tanto la reserva ovárica como el funcionamiento de las trompas, la forma más eficaz de concebir es mediante la fecundación in Vitro: el laboratorio de reproducción hace la función de la trompa, uniendo el óvulo y el espermatozoide y más tarde, el embrión,  se transfiere a la mujer, a su útero.

La fecundación in Vitro apareció sobre todo para el tratamiento de esta enfermedad y es uno de los casos en los que se pueden tener buenos resultados.

En otras ocasiones,  se debe llegar a la realización de la cirugía por laparoscopia para eliminar la endometriosis antes de realizar un tratamiento de fertilidad pero estos casos deben  ser bien estudiados e individualizados.

La tendencia actual es a no operar y realizar un tratamiento de fertilidad  temprano, evitando así demoras, el paso del tiempo y el riesgo de extirpar excesivo tejido sano de ovario o incluso la progresión y avance de la enfermedad.

Las mujeres con endometriosis deben ser diagnosticadas y tratadas de forma precoz, ya que esta enfermedad benigna puede afectar a su calidad de vida, tanto por las molestias y dolores que puede producir como por la ansiedad y sufrimiento que conlleva el retraso para quedar embarazada.

La medicina reproductiva puede aportar a estas pacientes  una solución adecuada a los problemas de fertilidad  con altas tasas de éxito.