ENDOMETRIOSIS Y FERTILIDAD

Hola de nuevo,

Hoy os traigo un artículo firmado por la Dra. Elisabetta Ricciarelli, Directora de FIVMadrid, ya que en estas fechas celebramos la semana internacional de la endometriosis, decretada por la Alianza Europea de Endometriosis (European Endometriosis Alliance, EEA)

Desde FIVMadrid,  quieren apoyar a todas las mujeres que sufren esta enfermedad, contarles los últimos  avances de la medicina en este campo, y especialmente poneros al día de como la endometriosis influye sobre la fertilidad.

La Dra. Elisabetta Ricciarelli, como profesional que se dedica a la medicina de la reproducción, recomendaría a las mujeres que  padecen de endometriosis, que nada más empezar a pensar en su  proyecto reproductivo acuda a un especialista que valore el caso en detalle.

 Hasta un 40% de las mujeres con dolor pélvico crónico pueden padecer endometriosis. En general, la endometriosis afecta un 3-10% de las mujeres y un 25% de las mujeres infértiles.

¿Qué es la endometriosis?
La endometriosis es una enfermedad benigna que consiste en la presencia de endometrio fuera de la cavidad uterina. El endometrio es el tejido que recubre la parte interior del útero y que se pierde con cada menstruación.

¿Dónde se localiza?
La localización más frecuente de la endometriosis es el ovario. Se presenta como quistes, que tienen la característica de llenarse de sangre y adquieren un color oscuro que se parece al chocolate, por eso se denominan quistes de chocolate. Otras localizaciones de la endometriosis son los ligamentos que rodean el útero, el peritoneo, la vagina o el recto.
A veces se presenta  en forma de nódulos (de color azulado y sin líquido en su interior) diseminadas en la cavidad abdominal.

 ¿Qué síntomas son asociado con la endometriosis?
Los síntomas que deben alertar sobre una posible endometriosis son la dismenorrea (dolor intenso durante la regla), el dolor durante la relaciones sexuales y en la mujer en edad reproductiva, cualquier síntoma que aparezca de forma cíclica, como por ejemplo: dolor al orinar, sangre en la orina, sangre desde el recto, dolor de espalda cíclico…debe de alertar sobre la existencia de endometriosis.

¿Cómo se diagnostica la  endometriosis?
Los síntomas y la historia clínica de la paciente son importantes para el diagnostico de endometriosis. Hay que sospechar de una endometriosis cada vez que en la exploración ginecológica se aprecien masas o nódulos dolorosos a la palpación.

El diagnostico definitivo de la endometriosis se hace a través de uno estudio histológico del material biopsiado durante una laparoscopia. Se recomienda siempre realizar una biopsia frente a un hallazgo de endometriosis.

¿La ecografía puede diagnosticarla?
La ecografía transvaginal es útil para diagnosticar un endometrioma ovárico. En mujeres con síntomas de endometriosis rectal la ecografía transvaginal (y no la 3D) es útil para detectarla, pero solo si es efectuada por personal bien entrenado. Sin embargo, la Resonancia Magnética no es de utilidad para detectar una endometriosis peritoneal.

¿Hay algún marcador biológico que pueda detectar la endometriosis?
En la actualidad no hay ninguno especifico.

Tratamiento 
No hay nada nuevo. El tratamiento para una paciente joven con dolores intensos durante la menstruación, es la píldora contraceptiva, seguida de los  progestágenos y los agonista de la GnRH. Se recomienda asociar también analgésicos para controlar el dolor en estas pacientes.

Si la endometriosis se visualiza mediante laparoscopia, se recomienda su extirpación, ya que es muy efectiva para aliviar el dolor. El tratamiento hormonal post-quirúrgico está indicado para evitar que se reproduzca; pero no es eficaz sobre el dolor, y se recomienda siempre que la mujer no tenga un deseo reproductivo.

ENDOMETRIOSIS  E INFERTILIDAD 
Un 25% de las mujeres con endometriosis suelen padecer de infertilidad. En la endometriosis leve, en mujeres con deseo reproductivo, el tratamiento hormonal no está indicado. Si fuera indicada la laparoscopia, la técnica más adecuada para la resección de los endometriomas es la vaporización con laser.

Es muy importante informar sobre las posibles complicaciones asociadas a esta operación, ya que puede afectar a la reserva ovárica.
En los casos de endometriosis grave, en las mujeres con deseo reproductivo parece que la tasa de embarazo aumenta de una manera significativa si se opera con laparoscopia, respecto a una conducta expectante. No es necesario ningún tratamiento previo a la intervención. Sin embargo si la mujer está en tratamiento para el dolor, este no debe de ser interrumpido.
Ningún otro tratamiento (suplemento alimenticio, medicina alternativa) ha demostrado aportar beneficio alguno, hasta el momento.

TRATAMIENTOS DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA
En la endometriosis grado I-II (leve) tras el tratamiento, es recomendable inducir la ovulación y efectuar inseminaciones artificiales. Si las trompas están comprometidas se recomienda la Fecundación In Vitro (FIV). No hay evidencia hasta el momento, de la recurrencia de la endometriosis debida a  los tratamientos de reproducción asistida.

Parece que el tratamiento durante 3-6 meses con agonista de la GnRH previo a la reproducción asistida  aumenta hasta 4 veces la posibilidad de embarazo.

Quitar un quiste endometriósico más grande de 3cm está indicado solo en caso de dolor intenso.

ENDOMETRIOSIS Y CÁNCER
No hay evidencia que la endometriosis pueda causar cáncer y tampoco hay evidencia de un aumento del cáncer en mujeres afectadas por la  endometriosis.

Finaliza el artículo recordando un dato fundamental, la edad de la mujer es el factor determinante para el éxito en  el deseo reproductivo: “No tardes en consultar a un especialista si deseas un hijo y eres mayor de 30 años.”

Un abrazo a todas las endoguerreras y nos vemos en el siguiente post.